viernes, julio 14, 2006

ciudadesOCASIONALES_[AP]_observaciones PART1



sobre la ciudad y su temporalidad OCACIONAL

Cómo hablar del ornitorrinco es una duda que ya se planteó Kant[1] algún tiempo atrás, pues en realidad, el ornitorrinco es una suma de partes extrañas entre sí, de distinta naturaleza, ¿cómo contarle a alguien que jamás ha visto uno? ¿Es un topo que se cruzo con un pato, y que tiene a sus crías por huevos y además es mamífero?, es bello, raro pero bello, ¿es una unión extraña, un híbrido o una especie de naturaleza extraña?

¿Es posible pensar que esas hibridaciones conceptuales y orgánicas puedan desplazarse hacia las condiciones temporales a modo de metáfora o de una posible estrategia de lectura de la ciudad contemporánea?

¿Cuál es el valor de la experiencia (material o no) sobre la ciudad?


Los procesos de uso mixto e hibridación en la ciudad van desde la producción debido a la concentración del uso y densidad urbana en la metrópolis, a un proceso de precariedad infraestructural, re-localizando los procesos de proyección, producción y de lectura urbana hacia la periferia, o a la misma interioridad de la ciudad, construyendo infraspaces (espacios infrautilizados y espacios infraestructurales), como emergencias culturales o un tipo de comunicación debido a la pertinencia de la disección de la ciudad.

Un ejemplo de este tipo de procesos posibles es Tokio (motivo de estudio, como el registro establecido por el Atelier Bow-Wow[2]) u otros como en la región de Cataluña (Hipercatalunya[3]), pero ¿Qué sucede en el concierto Latino Americano?

¿Existen este tipo de uniones o formas de producción local? ¿Somos capaces de desprendernos de nuestras propias localidades y entender cual es le motivo o sistema de relaciones que sustentan esta ciudades ocasionales? ¿Es posible entender este tipo de acciones urbanas como fisuras o grietas ocasionales dentro de la ciudad, cuando gran parte de nuestras experiencias cotidianas se interpretan y nos trascienden realmente?

Bajo esta premisa surge una primera reflexión sobre estos lugares practicados, pues ¿Cómo se viven estos territorios desde el contexto americano, palimpsesto de un tejido re-armado y que constantemente se rearman por las propias resignificaciones sociales y replanteos sobre la ciudadanía hoy por hoy?, mas aún, ¿Cómo estos procesos se hacen realidad en una ciudad como Santiago o Valparaíso [proclamado PATRIMONIO DELA HUMANIDAD por la UNESCO 3 julio 2003], adportas al bicentenario?

Tras la primera mirada a Valparaíso, gramática sinuosa y territorio discontinuo, fragmentos de diversa naturaleza y convocatoria, se nos presenta una profunda pregunta sobre el imaginario colectivo y las condiciones topogenéticas de esta mirada en las subjetividades del sujeto porteño o en las misma pretensiones cambiantes de los procesos sociales aquí por hoy. Pues las nociones de las ciudades ocasionales no pasan por una práctica estética (solamente), sino por una serie de epígrafes que se subtitulan hacia las prácticas sociales, y los modos y nociones de las ciudades que contiene cada sujeto.

Más allá de los detalles o la misma realidad, las condiciones socio urbanas que se instalan al interior, explican y derivan en cualidades cartográficas, procesos de escrito-lectura, debido a la exposición no solo geográfica de Valparaíso sino por las mismas conformaciones de la experiencia de la ciudad. A lo mejor, construcciones hechas y hechizas por una economía de medios que abre una nueva forma de cambiar, mutar, unir, desplegar y mezclar a nosotros mismo.

VALPARAISO. Es una ciudad en proceso social, y contiene una forma mas brutal y al descubierto, que las misma nociones clásicas de la urbanidad. Las acciones de producción espacial, tectónica y organizativa son tan radicales que no parecen impresionar al paseante o al residente, pero que si tomamos un segundo para revisarlos abren territorios inciertos e impensados que nos acompañan día a día. Pues Valparaíso es un territorio discontinuo, que expresan lecturas difusas sobre la espacialidad pública y privada, de residencia y servicio.


VALPARAISO NO EXISTE COMO CIUDAD, SINO COMO PROCESO


Jose Llano
editor general aparienciapublica

Patricio Echeverria
Coordinardor general aparienciapublica

www.aparienciapublica.org

__________________________________________________________________

[1] Eco, Humberto. Kant y el ornitorrinco. Ed. Lumen, Barcelona, 1999
[2] Agrupación japonesa que explora e investiga los procesos urbanos derivados de las transformaciones económicas que se depositan en la mixture de los programas arquitectónicos en la ciudad. Disponible ONLINE en www.dnp.co.jp/museum/nmp/madeintokyo_e/mit.html / Atelier Bow-Wow: www.bow-wow.jp/index.html
[3] Debido al FORUM 05, en Barcelona se preparo una serie de intervenciones e investigaciones urbanas en España, donde una de ellas, y junto con el Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña, dirigido por Manuel de Gausa prepararon una investigación urbana profunda e instrumental sobre catalunya, produciendo y provocando otra serie de consideración urbanas sobre los instrumentos que se utilizan en los procesos de conocimiento urbano. Disponible en Hipercatalunya (HiCat): www.hipercatalunya.org/


AMERICA has a rest, where you want to be